Proquicesa

Nuestro firme COMPROMISO DE CALIDAD entraña una permanente búsqueda de la excelencia en todas las vertientes de nuestra actividad industrial, empezando por los diferentes aditivos que comercializamos.

La definición, implantación y desarrollo de estrictos Planes y Objetivos de Calidad sobre las diferentes funciones y procesos de la empresa, y el permanente seguimiento y revisión de los mismos (en el marco de nuestro Sistema de Gestión de Calidad ISO-9001), tiene un reflejo directo sobre el producto final, de cara a garantizar al 100% su calidad, estabilidad y exacta composición.

Por ello nuestro Programa de Control de Calidad, tanto de materias primas como de producto final, no solo está orientado a asegurar el pleno cumplimiento por parte de nuestros aditivos de las especificaciones legales recogidas en las Normas de Cementos (UNE-EN y ASTM), sino que contempla unas metas mucho más ambiciosas.

Así, los baremos de calidad que imponemos a todos y cada uno de nuestros fabricados son sustancialmente más exigentes y restrictivos que los indicados en dichas Normas.

En PROQUICESA mantenemos una estricta POLÍTICA DE CERO DEFECTOS, en base a la cual cuando un aditivo es expedido por nuestro almacén, de cara a su envío a una fábrica de cemento, éste ha superado diferentes controles de calidad a lo largo de las distintas etapas de su proceso de producción, y garantizamos al cementero el absoluto cumplimiento de sus especificaciones técnicas.