Proquicesa

El proceso de fabricación de nuestros aditivos se realiza por lotes de producción. En base a la capacidad de la unidad donde se lleve a cabo la fabricación, resultarán precisos entre 2 y 3 lotes para llenar un tanque de almacenamiento.

Por ello, tras la fabricación de cada lote, y antes de su trasvase al tanque de almacenamiento designado, se toma una muestra de producto que denominamos Muestra de Lote, y se procede a realizar en nuestro laboratorio una primera serie de ensayos de control de calidad de los parámetros críticos de dicha muestra.

Si la muestra de lote no cumple al 100% las especificaciones de calidad del producto, no se autoriza su trasvase al tanque de almacenamiento, procediéndose a su inmediato reprocesamiento. Esta incidencia se refleja en los correspondientes Registros de Calidad de Proceso, y es analizada hasta llegar al origen de la misma, dada la plena trazabilidad de nuestro Sistema de Gestión de Calidad ISO-9001, imponiéndose automáticamente las medidas correctoras oportunas.

Si la muestra de lote sí cumple con las especificaciones de calidad del producto (100% de casos en 2012), se autoriza su trasvase inmediato al tanque.

Para las operaciones de trasvase de los diferentes lotes de producción a cada uno de nuestros tanques de almacenamiento, empleamos un sistema de inyección de producto basado en la presión de entrada del fluido, gracias al cual se provoca una turbulencia en el interior del tanque que garantiza la plena homogenización de todo el aditivo albergado en el mismo.

Finalmente, una vez lleno un tanque de almacenamiento con los diferentes lotes de producción trasvasados al mismo, se procederá a una última toma de muestra de dicho tanque; Muestra de Expedición, para su análisis definitivo en nuestro Laboratorio de Control de Calidad.